Usted está aquí

Alternativas sostenibles de climatización para un hogar

 

 

Los meses calurosos de julio y agosto hacen que, en casas, oficinas y otros edificios, el uso de algún sistema de climatización y refrigeración se haga casi obligatorio. Las altas temperaturas nos fuerzan a buscar formas de garantizar una mayor comodidad a la hora de hacer vida diaria. La subida de los termómetros puede dificultar las tareas.

Sin embargo, se debe tener en cuenta que estos electrodomésticos ocasionan no solo un consumo elevado de electricidad, sino también la emisión de gases contaminantes y, de ser gestionados y desechados incorrectamente, la generación de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos. 

Aunque parezca lo contrario, lo cierto es que existen métodos de enfriamiento más beneficiosas para el Medio Ambiente que el aire acondicionado tradicional. En este artículo de RAEE Andalucía te ofrecemos cinco alternativas sostenibles de climatización que pueden instalarse en un hogar y ofrecen múltiples ventajas a sus usuarios. 

• Aerotermia

La aerotermia es uno de los sistemas de climatización con mayor número de instalaciones en los últimos años. Esta tecnología absorbe la energía del aire exterior para refrigerar y bajar la temperatura de un espacio interior. Los dispositivos aerotérmicos son capaces de generar frío y calor, por lo que se pueden usar tanto en invierno como en verano.

• Bombas de calor

Las bombas de calor, aunque por su nombre parezca que no sirvan para refrigerar una vivienda, poseen también sistemas reversibles de frío caracterizados por su alta eficiencia energética. Por lo que llegan a producir más energía de la que consumen y sean unos de los equipos más extendidos de climatización sostenible.

• Aire acondicionado solar

Este tipo de aparatos funcionan de la misma forma que un aire acondicionado tradicional, con la diferencia que utilizan la energía del sol para refrescar una vivienda. Su instalación es idónea para pequeñas viviendas o bloques de pisos que cuenten con azoteas para la instalación de placas fotovoltaicas.

• Ventilación mecánica

Estos aparatos son una alternativa eficiente, económica y funcional a los aparatos de aire acondicionado. Cuentan con la ventaja de funcionar constantemente, sin paradas, y llegar a reducir 4 °C la temperatura de un ambiente solo removiendo el aire. Consumen hasta un 30% menos que un aire acondicionado, y existen modelos que se adaptan a todo tipo de lugares.

• Suelo térmico de agua

Una curiosa alternativa es aquella que aportan las instalaciones de suelo térmico de agua. Estos sistemas se componen en un circuito de tubos bajo el suelo de la casa por los que circula agua como líquido refrigerante. Dependiendo de la temperatura del agua, hará frío o calor en la vivienda. La instalación es un poco compleja, pero el consumo es reducido si se utilizan fuentes de energía renovables.

Desde RAEE Andalucía se busca destacar la necesidad de realizar entre todos un uso responsable de estos aparatos de climatización. Además de reciclarlos cuando dejen de ser funcionales. Gracias a ello, podemos contribuir a reducir la huella de carbono y el impacto medioambiental producido por sus emisiones, y aprovechar las materias primas de las piezas y componentes para fabricar nuevos productos.