Usted está aquí

¿Sabes quién interviene en la recogida selectiva de los RAEE?

 

Para disminuir la cantidad de residuos que creamos y potenciar el reciclaje y reutilización de desperdicios, es imprescindible la colaboración de productores, ciudadanos, distribuidores, gestores y administraciones públicas. En RAEE Andalucía queremos poner en valor la recogida selectiva, porque evita que los residuos se eliminen en vertederos. Contribuyendo, de este modo, a un ahorro sustancial en el consumo energético y reduciendo la emisión de gases contaminantes.

Pero, ¿qué papel interpretan cada uno?

  • Productores. Deben garantizar sistemas de recogida selectiva, individual o colectivamente, para asegurar que todos los los RAEE sean gestionados adecuadamente. Además, han de financiar cualquier coste relacionado con la recogida y gestión de los aparatos.
  • Usuarios. El papel de los usuarios está relacionado con la entrega de aparatos eléctricos o electrónicos cuando adquieran uno nuevo, sin que este proceso suponga un coste adicional. Solo tienen que llevarlo al Punto Limpio más cercano o llamar al Teléfono de atención al Cliente
  • Distribuidores. Además de comercializar los AEE, tienen ciertas obligaciones relacionadas con la recogida de los RAEE. La principal consiste en aceptar de forma gratuita la entrega de un RAEE de tipo equivalente cuando los usuaruis adquieran un nuevo AEE doméstico.
  • Gestores. En los centros de gestión de residuos se realiza una recogida separada, se descontaminan los RAEE, se almacenan los residuos y se emprende su posterior tratamiento.
  • Administraciones públicas. Las instituciones públicas -concretamente los ayuntamientos- tienen la obligación de llevar el control de la recogida selectiva que no finalice el distribuidor. Además, los consistorios pueden almacenar los residuos de los aparatos que no procedan del hogar, previo acuerdo con los distribuidores.

Como ves, todos tenemos una pequeña labor para garantizar que nuestros RAEE sean tratados correctamente. Hemos de tener en cuenta que al reciclar nuestros residuos de aparatos eléctricos y electrónicos estamos evitando que los elementos nocivos, que contengan en su interior, contaminen el agua, el suelo o la atmósfera.

Actua, recicla y ¡conecta con la naturaleza!