Usted está aquí

¿#Sabías que algunos AEE siguen encendidos aunque no los estemos usando?

Aunque pueda parecer extraño, muchos de los Aparatos Eléctricos y Electrónicos (AEE) que tenemos en nuestra casa consumen energía a pesar de estar aparentemente apagados, generando un incremento en nuestra factura de la luz. Esto se debe al conocido “modo de espera” o “stand by” presente en algunos aparatos para facilitar su encendido de forma rápida, por ejemplo, la televisión se encendería con solo darle a un canal sin tener que pulsar el modo “on”. No obstante, esta función que suele reducir los tiempos de espera tiene un impacto negativo, ya que implica la alimentación constante de la placa base y otros componentes para que pueda producirse. Una situación que se agrava en los aparatos que cuentan con una luz led siempre encendida o aquellos que disponen de un reloj.

En este sentido, la Agencia Internacional de la Energía (IEA) señala que este denominado “consumo fantasma” puede producir aumentos en nuestras facturas de entre el 5 y el 10%, lo que podría suponer un gasto anual en torno a 50 euros y el deterioro de estos aparatos. Para ahorrar este dinero solo tendrás que recordar que apagar no es lo mismo que desconectar de la corriente eléctrica. Así, si realizas este sencillo gesto podrás reducir gastos y ayudar al Medio Ambiente.

¿Cuáles son los dispositivos que más energía consumen estando apagados?

  • Decodificadores, módems o dispositivos de televisión por cable: estos aparatos cada vez más frecuentes en los hogares españoles pueden llegar a consumir 43 vatios a la hora.
  • El televisor: su gasto varía en función del tipo, así los televisores con tecnología LED consumen un 25% menos que las pantallas LCD.  No obstante, si se trata de un plasma este gasto se multiplicaría por tres el consumo. De este modo, estos aparatos pueden gastar en modo stand by lo mismo que un ordenador en uso. 
  • Microondas: si eres de los que acostumbran a dejar su puerta abierta debes saber que su consumo puede aumentar a los 25 vatios a la hora, frente a los 3,8 w que gastaría con la puerta cerrada y sin funcionamiento.
  • Ordenadores: si tienes un ordenador de mesa trata de no dejarlo encendido con la pantalla apagada, esta práctica hará que el gasto ronde los 73,9 w. Además, es importante bajar la iluminación de la pantalla, no usar salvapantallas y apagar los elementos accesorios como impresoras o altavoces cuando no se estén usando.
  • Equipos de sonido: Este aparato apagado puede consumir 8,4 w, pero aumentará de forma notable si incluye elementos como luces o reloj digital.
  • Cafetera: Tenla encendida cuando vayas a preparar un café, el resto del día desconéctala para evitar el vatio que gasta por hora.

Ahora que ya conoces los AEE que más energía consumen, conocidos como ‘modo vampiro’ o chupa-electricidad, desde RAEE Andalucía os animamos a evitar los errores frecuentes que hemos mencionado en esta publicación  y a desconectarlos cuando no se estén utilizando.